Cada que entras a un sitio de internet, hay programas que están siguiendo todos tus movimientos. esto se llama tracking y es una forma de recopilar información de tus búsquedas, quizá con fines publicitarios pero quizá, también, con fines más oscuros


Quizá no te has dado cuenta, pero muchos sitios rastrean el comportamiento de los usuarios usando una variedad de software invisible administrado por terceros. Esto quiere decir que cada que visitas una de estas páginas estás compartiendo datos acerca de tus hábitos de navegación sin darte cuenta, y sin saber para qué será utilizada esta información.
Sin embargo, existen formas simples para combatir este “tracking”, aunque ninguna de estas pueda bloquear sofisticadas técnicas como el “fingerprinting” o el “onboarding.” Aquí, algunas herramientas que te serán útiles para saber quién te sigue y poder borrar el rastro de tus búsquedas.
GHOSTERY
Con una base de datos de más de 1,900 entidades de rastreo, Ghostery puede detectar muchos trackers mientras navegas por páginas específicas. Para cada sitio, Ghostery despliega una lista de quién te rastrea, aunque no los bloquea de entrada, sino que debes decidir si quieres bloquear a los trackers o no.
Ghostery es una compañía que genera ingresos analizando la información que recopilaGhostrank, un servicio que te pedirán usar si así lo deseas, que manda información anónima acerca de dónde y cómo es que los usuarios encuentran trackers. Irónicamente, esta información es vendida a compañías que tienen negocios de tracking. 
Ghostery cuenta con un equipo de analistas que actualizan todo el tiempo una lista de los nuevos trackers que se encuentran en la red.
DISCONNECT
A diferencia de Ghostery, Disconnect bloquea los trackers desde el principio, pero deja pasar aquellas solicitudes que considera necesarias para cargar contenido.
La detección de los trackers se basa en cuántas peticiones hacen para tener tu información, y los muestra en cuatro categorías: publicidad, contenido, social y análisis. Puedes manualmente volver a activar un tracker o permitir trackers en una página específica.  
Esta extensión te muestra gráficamente la actividad de terceros en una página y los recursos web que ahorras al deshabilitar los trackers, como ancho de banda y velocidad.
Una ventaja más de este servicio es que te permite hacer búsquedas de manera anónima en los principales motores de búsqueda (Google, Bing, Blekko, DuckDuckGo, etc.), redirigiendo tus peticiones a través de sus servidores; así, Google pensará que la búsqueda la hace Disconnect y no tú.
Además, Disconnect promete nunca recolectar tu información personal y su base de datos de trackers es abierta.
PRIVACY BADGER
A diferencia de las otras dos, esta herramienta bloquea trackers por medio de un algoritmo que “aprende” con el tiempo qué red social o publicitaria está siguiendo tus movimientos.
Esto significa que al principio la herramienta dejará operar a los trackers, pero empezará a detectar patrones de peticiones de datos. Entonces, automáticamente empezará a bloquear lo que considere “invasiones no consensuadas a tu privacidad”.
La ventaja de utilizar un algoritmo en vez de referirse a una lista es que este sistema detecta todos los trackers, no sólo aquellos que ya se saben problemáticos.
Al igual que Ghostery y Disconnect, con Privacy Badger puedes decidir si quieres que un sitio recopile tu información y otro no. Además, Privacy Badger tiene un gesto interesante: permitirá que los trackers sean desbloqueados si estos muestran al usuario una petición abierta que tenga la opción “Do Not Track”.

Fuente
top