Ahora en este último tiempo que  ha quedado al descubierto que las autoridades tienen potestad para utilizar los móviles intervenidos (“pinchados” en la jerga popular) como micrófonos de ambiente, el último vídeo protagonizado por Edward Snowden nos viene que ni pintado para el caso. En él, Snowden revela a VICE todo lo necesario para evitar que alguien pueda utilizar nuestro teléfono con la intención de espiarnos.




El vídeo forma parte del programa “Go Black” que estos días ha emitido la compañía multimedia VICE en Estados Unidos, y en poco más de un minuto de duración Snowden revela lo que él considera imprescindible para evitar ser víctima de espionaje por parte de las autoridades. Y lo hace poniéndose manos a la obra utilizando como referencia un teléfono inteligente convencional, uno como el que cualquiera de nosotros llevamos a diario en el bolsillo.

El micrófono y la cámara, los puntos débiles de cualquier teléfono según Snowden




Para empezar, el vídeo que adjuntamos en esta entrada ya parte con cierto halo de misterio, ya que el responsable de su publicación en YouTube resulta ser un usuario de origen ruso. El motivo reside en algo tan simple como que VICE ha tenido por bien bloquear el vídeo original en cualquier país fuera del territorio estadounidense.


El programa completo de “Go Black” fue emitido la semana pasada en la HBO, pero el vídeo en cuestión resume la parte más interesante de la intervención de Edward Snowden. En ella, el hombre más polémico de los últimos años muestra paso a paso cómo es el procedimiento a seguir para evitar que un móvil pueda ser espiado por las autoridades.

Armado con unas pinzas, Snowden afirma que extraer la cámara y el micrófono del móvil es la única manera realmente efectiva de garantizar que nadie utilice nuestro.

“Lo más preocupante es que si tu móvil ha sido hackeado nunca lo sabrás”, comenta Snowden en la entrevista

Teléfono para espiar nuestra vida privada. Tal y como es de suponer, el presentador tuvo la misma pregunta que a todos se nos estará pasando por la cabeza ahora mismo: si extraes el micrófono de tu móvil, ¿cómo vas a seguir utilizándolo para las llamadas?

Para Snowden, la solución es evidente: recurre a unos auriculares con manos libres. De la cámara no te quedará más remedio que olvidarte a no ser que te decidas a rescatar la vieja Nikon que guardas en algún cajón.

Fuente:ElAndroideLibre


top