Puede sonar a una profecía moderna, pero dado el creciente interés de la ciencia en el tema extraterrestre, en un futuro cercano no sería de extrañar que aquellos investigadores involucrados en proyectos como SETI adelanten el éxito de su incansable búsqueda en sus respectivas cuentas de Twitter. Debido a esto, científicos británicos han publicado un artículo que incita a una necesaria actualización de las reglas a seguir en caso de que se produzca un contacto alienígena.


close-encounters

Desde finales de los 1980s, cuando los astrónomos de SETI crearon pautas a seguir, los medios de comunicación han evolucionado drásticamente. La Internet y sus redes sociales favorecen las filtraciones de información no verificada o contrastada por pares. Pero… ¿eso es malo acaso? En cierto aspecto, sí. Cuando hablamos de información altamente sensible como el anuncio del contacto con otras inteligencias del universo, con la capacidad de modificar el sistema entero —político, religioso, social, y hasta económico—, una manera irresponsable de comunicarlo al público podría desatar un escenario caótico similar al que provocó la infame transmisión de La Guerra de los Mundos hace casi 80 años atrás.

En el artículo intitulado #FoundThem – Protocolos SETI de Pre-Búsqueda y Post-Detección para los Medios Sociales y Digitales del Siglo 21, los autores explican cómo deben prepararse los científicos para ejecutar apropiadamente el anuncio de contacto.

Duncan Forgan y Alexander Scholz, de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de St. Andrews, recomiendan planear una «arremetida sin precedentes» en los medios de comunicación antes que el proyecto de investigación siquiera comience, evitar distorsiones en los datos, y  mantener una relación lo más abierta posible con el público a través de blogs con noticias actualizadas al día y publicaciones en las redes sociales. «Al hacer esto, la gente tendrá en claro los objetivos, criterios aplicados y limitaciones del descubrimiento», escriben.

En caso que se de la anhelada detección de vida inteligente en el universo, Forgan y Scholz advierten que los científicos involucrados podrían ser un blanco fácil para cualquiera, por lo que recomiendan precaución extrema a la hora de publicar información personal online.

La señal Wow! es la denominación por la cual se conoce en círculos astronómicos a una captación de radio que constituiría el único mensaje recibido hasta la fecha que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes.
La señal Wow! es la denominación por la cual se conoce en círculos astronómicos a una captación de radio que constituiría el único mensaje recibido hasta la fecha que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes.

En cuanto al anuncio en sí, «debe ir acompañado por el comunicado de prensa pertinente, un artículo detallado online para revisión de pares, y un resumen de este último con acceso gratuito para público». Los autores sugieren, además, que se debe resaltar en todo momento que el descubrimiento no ha sido todavía confirmado —por más que lo esté ya en un gran porcentaje—.

«En el material publicado, el equipo de investigación debe ser claro en que la señal no ha sido verificada, y hasta ese entonces debe asumirse que la causa más probable es astronómica o de origen terrestre», acotan en el artículo. «Asimismo, los datos deben estar disponibles en dos servidores diferentes para permitir la confirmación independiente por parte de otro grupo de científicos».

Si investigadores independientes no son capaces de confirmar las señales, o el descubrimiento es refutado debidamente, los autores dicen que «la retractación debe ser concisa para que no queden dudas». Por otro lado, de ser el escenario opuesto, es decir, si los datos son verificados satisfactoriamente, entonces «los científicos deben anunciarlo siguiendo los pasos descritos anteriormente, en la mayor cantidad de plataformas posibles para facilitar un debate global al respecto».

«Creemos que estos protocolos son necesarios para que así se genere una conversación sana y bien informada entre los ciudadanos del mundo posterior al descubrimiento de vida inteligente más allá de la Tierra», concluyen.


MysteryPlanet
top