Una Tercera Guerra Mundial, la catastrófica colisión con un meteorito, o tormentas solares capaces de dejar sin energía eléctrica al mundo, son sólo algunas de las amenazas que el planeta enfrenta diariamente. ¿Hacia dónde deberíamos huir, en caso de que algo así sucediera?




-La Antártida: es probablemente uno de los más inhóspitos sitios del planeta y por eso mismo uno de los más seguros. Claro que, antes de llegar hasta aquí, es precisa la debida provisión de víveres.

-Islandia: el país más aislado de Europa, a cientos de kilómetros del lugar más próximo, cuenta con abundantes recursos marinos y energía geotérmica, claves para la subsistencia humana.

-Suecia: la sede de la organización Wikileaks de Estocolmo se encuentra en un búnker militar, a 30 metros bajo la tierra, con puertas de acero de 50 centímetros de espesor y paredes de granito.

-EE.UU.: en Colorado, dentro de la montaña Cheyenne, se encuentra el Mando Norteamericano de Defensa Aérea, protegido por 600 metros de roca y equipado con equipos generadores de energía.

-China: en Pekín, en 1969, fue construida una ciudad subterránea de 85 kilómetros cuadrados, capaz de albergar a 300 mil personas;  cuenta con hospitales, cafés, cines y hasta pista de hielo.

-Noruega: en el archipiélago de Svalbard se ubica la 'Bóveda del fin del mundo', un almacén de semillas impermeable a terremotos, radiación, crecidas del mar y la actividad volcánica.

-Suiza: en Ginebra se emplaza el Gran Colisionador de Hadrones, un anillo de 27 kilómetros, sepultado cien metros bajo tierra, que podría permitir la sobrevivencia en caso de catástrofe. 
top