Unos investigadores israelíes han descubierto que las supuestas apariciones divinas podrían ser atribuidas a ataques de epilepsia debido a una mera casualidad, que ha permitido obtener el primer electroencefalograma del cerebro cuando una persona tenía una 'revelación', informa 'The Daily Mail'.


Shahar Arzy y Roey Schurr, de la Universidad Hebrea Hadassah, han descrito su experiencia en la revista 'Epilepsy and Behaviour'.
Así, estos médicos han detallado que, mientras realizaban un encefalograma a un hombre de 45 años —un epiléptico israelí con bajos niveles de educación y sin profundos sentimientos religiosos hasta hace poco tiempo—, ese hombre experimentó un 'ataque religioso' y un aumento de actividad de las neuronas de la corteza prefrontal izquierda de su cerebro, un área que realiza funciones como la planificación y la percepción y ya se había asociado a las supuestas experiencias místicas.
Las experiencias religiosas intensas incluyen casos registrados de olores y otros eventos sensoriales.
Sin embargo, los investigadores aseguran que el paciente quedó petrificado y mirando al techo durante varios minutos a la vez que aseguraba que Dios se le acercaba, para terminar exclamando "Adonai!", uno de los nombres de Dios en hebreo.


rt
top