En el pasado ya contamos alguna que otra historia de terror sobre televisores inteligentes: fabricantes como Samsung o LG se empeñan en recolectar datos personales con el teórico objetivo de mejorar sus servicios de Smart TV. La cosa no acaba aquí.




Un usuario de una unidad Samsung SSD 840 EVO ha descubierto cómo al tratar de actualizar el firmware interno de la unidad a través de la utilidad Samsung Magician aparecía un mensaje preocupante: "tu firmware no se actualizará ya que no accediste a la recolección y uso de tu información personal".

El problema es real

Este usuario publicaba la imagen en la que se podía leer ese mensaje hace unas horas, algo que provocaba la lógica reacción entre los usuarios que comentaban en ese mensaje y que comparaban ese hecho con el que afectaba también a otros productos de la firma -y de otros fabricantes- en los que esa recolección de datos parece exagerada.



Quisimos tratar de verificar esa extraña petición. En nuestras pruebas con una unidad algo más antigua (una Samsung 830 de 256 GB) realizamos la instalación del software en su última versión a día de hoy, la 4.9.6. En ese proceso de instalación hay dos pasos que teóricamente uno debe aceptar.

El primero de los apartados se refiere a los términos de uso (aquí al completo), en los cuales se incluye lo referente a la recolección de datos. Entre esos términos se incluye lo siguiente:

CONSENTIMIENTO SOBRE EL USO Y LA TRANSFERENCIA DE LOS DATOS Usted entiende y acepta que Samsung puede recopilar, usar y transferir a escala internacional datos relacionados con su dispositivo, en la medida en que lo permitan las leyes aplicables, incluida información técnica sobre sistemas y aplicaciones, programas de aplicaciones y dispositivos asociada y relacionada con dicho dispositivo, con el fin de proporcionar soporte de productos, realizar investigaciones estadísticas, actualizar nuestro software y ofrecer otros servicios relacionados. Asimismo, estos datos puede que se compartan con otras filiales de Samsung en todo el mundo y con nuestros proveedores de servicios para tales fines.
Si uno no acepta dichos términos, no es posible continuar con la instalación. Sin embargo al hacerlo aparece el siguiente paso de la instalación, que esta vez indica que es necesario aceptar los términos de la política de privacidad (aquí los tenéis al completo), en los que también se indica qué información se recolecta y para qué fines:

¿Qué información se recopila y por qué? A fin de proporcionar Samsung Magician, así como de autenticar su identidad o dispositivo, debemos recopilar cierta información sobre el usuario y su dispositivo. Esta información incluye la dirección IP, los números de serie y los ID de los dispositivos usados en relación con Samsung Magician, el número de controladores instalados en el PC o dispositivo que utiliza para acceder a Samsung Magician. ¿Con quién compartimos sus datos? Puede que necesitemos compartir sus datos con las filiales de Samsung (en calidad de procesadores de datos) si es necesario con los fines mencionados anteriormente.




Pero en realidad aunque no aceptemos esos términos podremos completar la instalación. Y es ahí cuando viene el problema. Nosotros completamos la instalación sin aceptar esos términos que aparecían en el segundo caso y hemos reproducido el problema al que aludían los usuarios en Twitter. Una vez se instala el software y accedemos a él, podremos intentar actualizar el firmware la unidad, lo que hará que aparezca este mensaje:




El problema es por tanto real, y a falta de lo que comenten los responsables de Samsung al respecto, vuelve a poner sobre la mesa sospechas sobre una actitud poco clara -además de preocupante- en los términos de uso de unos dispositivos que ahora tienen una pega importante. ¿Por qué actúa Samsung de esta manera? Intentaremos ponernos en contacto con los responsables de la firma para averiguar qué ha ocurrido.

top