Nuestra información está en el punto de mira de los hackers. Es algo con lo que dichos hackers ganan dinero si se trata de información suculenta, privada. Pueden hacer secuestros de información, chantajes, etc. Pues puede que los hackers nos hayan estado robando información todo este tiempo y nosotros sin saberlo…



Unos investigadores de la Universidad de Illinois, Romit Roy y Nirupam Roy, han descubierto que a través del motor de vibración de nuestro smartphone se puede grabar lo que ocurre a nuestro alrededor. En mejor o peor medida según la frecuencia y la potencia, pero es posible.

El motor de vibración puede actuar como un altavoz diminuto

Para los que no lo sepáis, el motor de vibración de nuestro smartphone está compuesto por un imán y un electroimán en forma de bobina. De modo, que el electroimán, al cambiar de polarización rápidamente, hace que el imán oscile, alejándose o acercándose. Esto es lo que provoca la vibración que nosotros sentimos.


Esta investigación se basa en capturar las oscilaciones del imán al aplicarle una señal sonora externa. El motor de vibración, por lo general, recibe la señal del smartphone y este la procesa para generar los cambios de polarización. Pues con las vibraciones del imán, también se recibe una señal del exterior que puede ser capturada y procesada. Algo así como un diminuto altavoz.
La señal que recibimos no es perfecta y está muy lejos de ser la original. Pero ambos investigadores, mediante mecanismos de tratado de señal, son capaces de reconstruir un poco la señal para que sea más audible.


Los investigadores afirman que el sonido recibido debe estar sobre los 2kHz de frecuencia para tener un buen resultado. Con pruebas a mayor frecuencia, el resultado no es tan bueno pero sigue siendo un poco entendible. Este estudio afirma que su algoritmo de detección es capaz de recrear el 80% de la voz y voces externas con un 60%. Claro está, ésto es mejorable.
En el vídeo creado por los desarrolladores se puede ver el proceso de reconstrucción y como tras el tratado de la señal se puede apreciar una pequeña melodía.


Esto demuestra que los hackers pueden tener otro mecanismo de espionaje. Insertando el software adecuado en un smartphone y procesando todo lo devuelto por el electroimán, la señal eléctrica, pueden oír nuestras conversaciones. Así pueden vender la información o hacernos chantajes en caso de ser información comprometida.

Fuente:El Android Libre.

top