Arqueólogos polacos han excavado cientos de fosas en un cementerio medieval en Kaldus (Polonia), entre las que encontraron 14 entierros con evidencias de prácticas "antivampíricas", publica 'Forbes'.

Los científicos señalaron que algunas personas enterradas en las fosas fueron decapitadas, otras fueron sepultadas boca abajo, mientras que la mayoría fue aplastada con piedras. Una de las principales teorías sobre las antiguas tumbas de 'vampiros' sugiere que de esa manera se solía enterrar a gente con enfermedades o a decapitados.
Un equipo de científicos investigó los restos de estas 14 personas, así como de otros esqueletos hallados en Kaldus, para averiguar si la teoría era cierta. Sin embargo, los arqueólogos no encontraron correlaciones entre los 'vampiros' y problemas físicos que pudieran explicar esa forma de entierro, publica el medio.
"Contrariamente a la investigación anterior, nuestro análisis mostró que las personas con tuberculosis, anemia y escorbuto no eran [necesariamente] enterrados con prácticas antivampiras", explicaron los investigadores Magdalena Matczak y Tomasz Kozlowski.
Entonces, ¿porque esas 14 personas fueron enterradaos de esa manera inusual? Aunque se requiere aún más investigación, Matczak indica que probablemente fueron personas "que murieron repentinamente y sin sacramentos cristianos, como los niños no bautizados, las personas que se suicidaron, bebés que nacieron con dientes o madres que perecieron tras el parto". 
RT
top