Un compuesto del té verde (la epigalocatequina galato) junto con la estimulación cognitiva mejoran las capacidades intelectuales de las personas con síndrome de Down, tal y como se desprende de un estudio llevado a cabo por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y el Centro de Regulación Genómica (CRG), cuyos resultados se acaban de publicar en la revista The Lancet Neurobiology.

Tal y como podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada, es la primera vez que un tratamiento demuestra cierta eficacia en este síndrome, logrando los mejores resultados en las pruebas relacionadas con la memoria visual y las funciones ejecutivas.
El ensayo clínico con humanos se hizo con 84 personas entre 16 y 34 años y trataba de poner en evidencia el papel de la epigalocatequina galato, que compensa el exceso de función de uno de los genes del cromosoma 21, relacionado con la plasticidad cerebral.
Pese a los esperanzadores resultados obtenidos en personas, los investigadores advierten que será necesario un estudio más amplio con cientos de voluntarios antes de que las autoridades sanitarias puedan autorizar la la molécula EGCG (epigalocatequina galato) para el síndrome de Down.



Fuente:Xataka

top