Ayer Elon Musk participaba en las conferencias Code 2016 y opinaba sobre temas diversos que afectaban desde luego a sus diversos proyectos en el ámbito tecnológico. Uno de los claros destacados es Tesla, una empresa que se ha consolidado como referente en el segmento del coche eléctrico pero que parece tener también ventaja en otro terreno: el de los coches autónomos.


Eso es al menos lo que parecía afirmar Musk, que indicó que cree que ese es un "problema resuelto" y que están a "menos de dos años" de lograr coches completamente autónomos. Aquí hay que alabar la confianza de este emprendedor, pero también es necesario poner los puntos sobre las íes: sus afirmaciones parecen demasiado optimistas.

Demasiados buenos contendientes en esa carrera

En el segmento de los coches autónomos hace tiempo que se hace uso de lacalificación publicada por la National Highway Traffic Safety Administration(NHTSA) estadounidense. Según este organismo existen cuatro grados de autonomía de los cuales el nivel 4 es el que caracteriza a los coches completamente autónomos.

Lo curioso viene cuando nos enteramos de que según ese organismo los coches autónomos de Google tienen nivel 3. De momento ningún fabricante o empresa ha logrado el nivel de autonomía que debería caracterizar a esos coches autónomos del futuro, y por lo que hemos visto Tesla no está delante de Google en esa carrera, sino más bien detrás.
Los propios responsables de Tesla tuvieron que "frenar" a los propietarios de sus coches para que no confundieran la característica de piloto automáticorecientemente añadida a esos vehículos con las capacidades de un coche autónomo. Hay fabricantes que han criticado abiertamente los llamativos logros de Tesla, pero está claro que Musk ha situado esa característica como una prioridad en el futuro de esos coches eléctricos.
Sin embargo distintos fabricantes creen que lo logrado por Tesla no es más que un pequeño paso hacia ese coche autónomo de nivel 4. Audi, BMW, Ford o BMW -todos ellos implicados en el desarrollo de sus propios coches autónomos- destacan que no es lo mismo que un coche vaya solo por una autopista que por una ciudad con cruces, peatones y muchos más elementos que hacen más compleja la cuestión.
Es cierto que aquí hay avances prometedores, y eso podría hacer que efectivamente los coches autónomos capaces de circular por cualquier tipo de carretera -incluidas las de la ciudad- llegaran en ese margen que indica Musk. La pregunta es si serán ellos los que ofrezcan esa opción primero, y nosotros no tenemos nada claro que sea así.

Fuente:Xataka
top