El testimonio de un anciano alemán sostiene que la forma de los objetos metálicos, que halló con tecnología geo-radar, se corresponde con la de un arma de tipo nuclear.


A sus 70 años, el alemán Peter Lohr dedica sus días a lo que representa su mayor afición: la historia de su país. Experto en búsquedas subterráneas, asegura haber detectado la presencia de varios objetos metálicos muy misteriosos, enterrados en una red abandonada de túneles que los nazis construyeron en el valle de Jonas, próximo a la ciudad de Chemnitz.
Al respecto, Lohr es categórico: "Al menos dos de los objetos son bombas atómicas nazis". Lanzó esta afirmación tras investigar el área con tecnología geo-radar desde el año 2012, aunque recién ahora, cuando pudo analizar los resultados con software 3D, es capaz de decirlo con seguridad. Según él, la forma de los objetos metálicos es compatible con la de un arma nuclear.
Yendo aún más lejos, el anciano asegura que estos objetos han permanecido allí durante 71 años y lanza una advertencia categórica: "En algún momento se estropeará y luego tendremos un segundo Chernóbil en nuestras manos". Mientras tanto, ninguna autoridad nacional se ha hecho eco de sus denuncias.

Fuente:Tu.History
top