El permanente hundimiento de la tierra, revelado por los datos que provee un satélite especializado, tiene en vilo a los expertos del mundo.
Se trata de imágenes capturadas por el satélite Sentinel-1 del programa Copérnico, desarrollado para monitorear la corteza terrestre y los océanos, que confirmó el permanente hundimiento de tierra en los Países Bajos, evento que podría derivar en la inundación del territorio.

Más exactamente, entre noviembre de 2014 y abril de 2016, el satélite analizó 2.5 millones de puntos de medición, con los que se elaboró un mapa que identifica las zonas estables, las que se elevan y las que se hunden.
El mapa logra demostrar que algunas áreas, especialmente a lo largo de la costa occidental del lago IJsselmeer y en cercanías a la zona oriental de la ciudad de Groningen, en el noreste, se hunden aproximadamente 20 milímetros al año.


Fuente: PhysOrg
top