Cuando la heroína se vendía en farmacias!



¿Sabías que en 1898 la heroína se podía comprar sin receta en las farmacias de forma legal? Los laboratorios Bayer la vendían como cura milagrosa e inocua en forma de jarabe para los niños contra el catarro y otras enfermedades respiratorias.

Su historia tiene mucho que ver con la del fármaco estrella de la compañía: la aspirina. Aunque ambas fueron creadas casi a la vez, el futuro les deparó una suerte bien distinta. Un frasco de heroína Bayer Hubo un tiempo en el que los médicos anunciaban tabaco y también podían hacer recetas como estas: heroína, cocaína. Aunque también era normal comprar heroína o cocaína en farmacia y sin receta. Tiempos ingénuos. Entre 1890 y 1910, la heroína era divulgada como un substituto no adictivo de la morfina, y un remedio contra la tos para niños.   

Frasco de heroína de Bayer - Jarabe de heroína - vender heroína - desintoxicación de drogas - adicciones

Heroína, de Bayer

  En 1898, once días después de lanzar al mercado la conocida Aspirina, los laboratorios Bayer empiezan a comercializar un nuevo y revolucionario producto: Heroína. El nombre, inspirado en las sensaciones de los primeros pacientes que lo han probado, no puede ser más prometedor. En pocos meses, ambas marcas, Aspirina® y Heroína®, se anuncian juntas como insuperables analgésicos y como remedio para varias enfermedades pulmonares. El éxito es tan rápido que, muy pronto, la casa Bayer anuncia la Heroína como efectivo remedio contra la tos de los niños. La publicidad aparece en todos los grandes periódicos. En España, Bayer aprovecha el invierno de 1912 para lanzar una intensa campaña de publicidad de su “jarabe de heroína”. En los diarios aparecen anuncios con escenas cotidianas (una madre que da la medicina a su hijo o unos niños que toman su merienda) y se repite el mismo mensaje: “En la estación lluviosa: Jarabe Bayer de Heroína”, “En la tos fuerte; Jarabe Bayer de Heroína”, “La tos desaparece; con Jarabe Bayer de Heroína”.



Jarabe de heroína Bayer - anuncio de heroína - adicción a la heroína - desintoxicación drogas


Durante años, Bayer sigue vendiendo la heroína como eficaz e inocuo sustitutivo de la morfina. Los anuncios a nivel mundial aseguran que, “al revés que la morfina”, la nueva sustancia produce un aumento de la actividad y hace desaparecer todo tipo de tos. A principios de 1900, algunas sociedades filantrópicas de EEUU llegan a distribuir muestras gratuitas de heroína vía correo para los adictos a la morfina que desean rehabilitarse. No será hasta años después cuando se descubra que la heroína no solo no es inocua sino que resulta aún más adictiva que la morfina. El proceso de transformación de la sustancia en el hígado da la clave del asunto: la heroína vuelve a convertirse en morfina dentro del cuerpo. En 1913 Bayer detuvo la producción de heroína y borró todo este embarazoso asunto de sus archivos.  

Adicción al jarabe de heroína

Glyco heroin - Jarabe de heroína - vender heroína - desintoxicación de drogas - adicciones  Sin embargo los reportes de adicción a la heroina se hicieron presentes desde 1899 y se convirtieron en un torrente de malas noticias después de varios años. Bayer pensó sabiamente en lanzar la aspirina un año después de haber puesto a la heroína en el mercado.Propaganda de heroína Martin H. Smith Company, de Nueva York. La heroína era ampliamente usada no solo como analgésico, Glyco-Heroína: sino también como remedio contra el asma, tos y neumonía. Mezclar heroína con glicerina (y comúnmente azúcar y saborizantes) volvía al opiáceo amargo más agradable para su ingestión oral.   Finalmente en el año 1913, y tras demostrarse que la heroína se transformaba en morfina al pasar por el hígado y que era altamente adictivo, Bayer detuvo la producción y decidió dar por finalizada su aventura como gran expendedor de una de las drogas más adictivas que existe.  

Jarabe de heroína, altamente adictivo

  Con el pasar de los años (y probablemente luego de observar a niños que se quedaban noches bajo la lluvia sólo para cazar un catarro), se descubrió que la heroína se transformaba en morfina cuando llegaba al hígado, y en otras sustancias que la hacían más adictiva y perjudicial incluso en plazos relativamente cortos. Por esto, Bayer se dio cuenta que tarde o temprano los llevaría a la ruina e inteligentemente eliminó a la heroína de su producción en 1913, quedándose sólo con la aspirina. También intentó evitar que quede como una mancha en su historia, y en parte lo logró, ya que sólo se lo recuerda como una curiosidad.  

¿Qué es la heroína?

  La heroína es una droga extremadamente adictiva cuyo uso es un problema serio para la sociedad. La heroína se procesa a partir de la morfina, que se extrae de la bellota de la adormidera asiática. La heroína se puede inyectar, inhalar o fumar, realizando todas estas vías de administración una entrega rápida de la droga al cerebro. Los tres métodos de consumo pueden llevar a la adicción a la heroína y a otros problemas graves de la salud.  

Desintoxicación de la heroína

  Los programas de desintoxicación tratan de lograr una abstención segura y compasiva de los opiáceos minimizando la severidad de los síntomas del síndrome de abstinencia y otras complicaciones médicas. El objetivo primordial de la desintoxicación es aliviar los síntomas del síndrome de abstinencia, mientras los pacientes se acostumbran a estar libre de drogas. Aunque de por sí no es un tratamiento para la adicción, la desintoxicación es un paso útil sólo si conduce a un tratamiento a largo plazo sin fármacos (residencial o ambulatorio) o a uno que usa medicamentos como parte del tratamiento. Los mejores tratamientos documentados son los programas residenciales de centros terapéuticos que duran aproximadamente de 3 a 5 meses.  

Terapias de la conducta

  Aunque los tratamientos conductuales y farmacológicos pueden ser sumamente útiles cuando son empleados individualmente, la ciencia nos ha enseñado que al integrar ambos tipos de tratamientos se consigue un enfoque más efectivo. Existen muchos tratamientos de la conducta eficaces para la adicción a la heroína. Estos pueden incluir enfoques residenciales. Las intervenciones cognitivasconductuales están diseñadas para ayudar a modificar las expectativas y los comportamientos del paciente relacionados al uso de drogas, y para aumentar sus habilidades para lidiar con varios factores de la vida que causan estrés. Tanto los tratamientos conductuales como los farmacológicos ayudan a restaurar la función cerebral y el comportamiento a un nivel normal, aumentando las tasas de empleo y disminuyendo el riesgo del VIH y de otras enfermedades así como también las conductas criminales.  

¿Como actuar si sospecha que una persona cercana consume heroína?

  Si usted sospecha que un miembro de su familia o persona cercana padece un trastorno por adicción, lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación.


 Fuente:centroadiccionesbarcelona


top