Edward Snowden, el contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que reveló el espionaje electrónico masivo de EE.UU., ha advertido este sábado que todas las personas que viven en Japón son objeto de vigilancia masiva por parte de los servicios de Inteligencia estadounidenses, informa el diario 'Japan Times'.


"Conocen su religión, a quién aman, quiénes les importan…", dijo el excontratista de la CIA a través de videoconferencia durante un simposio sobre la vigilancia en la sociedad contemporánea celebrado en Tokio, según el diario.

Según él, toda la información que las personas introducen a través de sus celulares o computadoras puede ser legalmente espiada por los servicios de Inteligencia de EE.UU. para su análisis.

Snowden considera que en Japón el mayor problema a la hora de combatir el espionaje reside en el hecho de que los ciudadanos no se involucran en las cuestiones relativas a su privacidad y que el control ciudadano sobre el Estado es muy débil.

Snowden vivió en Japón entre 2009 y 2011, cuando fue contratado por la NSA para que enseñara a los militares estadounidenses de la base aérea de Yokota, cerca de Tokio, a proteger sus redes de computadoras de ataques de piratas electrónicos.

RT
top